La impresión 3D en el desarrollo de un Fórmula 1

La impresión 3D en la automoción se está convirtiendo en una herramienta clave para sus desarrollos, desde coches enteros como el caso de Local Motors y Divergente, hasta piezas específicas que mejoran el rendimiento de los coches. Es en esta última parte es la que la que la Fórmula 1 ha prestado más atención.

El desarrollo de cada uno de los coches varía dependiendo del fabricante pero gracias al sitio web de Marca, hemos podido conocer a fondo la fabricación de coches de la escudería Renault. Con su cuartel general en Enstone, Inglaterra, hablan de los desarrollos de sus modelos desde el boceto hasta los boxes, pasando evidentemente por la impresión 3D.

Luca Mazzoco, el responsable de Patrocinios de Renault Sport , con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de coches de la Fórmula 1, habla del desarrollo de un coche que mezcla arte, ciencia e industria, y de cómo es posible construir un vehículo capaz de superar los 350 km/h. “Todo el trabajo que hacemos con materiales, sistemas de control y aerodinámica es muy similar al que se realiza con prototipos aeroespaciales”, comentó Mazzoco.

Hace unos meses Renault presentó el RS 2027, el futuro coche de la Fórmula 1 creado con fabricación aditiva, un coche que alcanzará una velocidad 4 veces mayor que los coches actuales de la Fórmula, que pesa menos y que se centra en la seguridad del conductor.

Un elemento importante de los desarrollo de los coches actuales es la utilización del CFD (Computational Fluids Dynamic)  en donde se calcula cómo interaccionan con el viento y el agua los componentes del Fórmula 1. “Nosotros desarrollamos las 20.000 piezas que lleva cada monoplaza excepto una, el motor, que se hace en Francia, pero la caja de cambios también es cosa nuestra”, precisa Mazzoco.

Hace unos meses Renault Trucks, presentó la evolución de sus motores con fabricación aditiva ¿Es acaso este el secreto que guardan para sus Fórmula 1? Hace unos meses la Scuderia Ferrari dio a conocer las innovaciones de su motor 668 presentado en su último coche, el cual ha mejorado su rendimiento gracias a la inclusión de pistones impresos en 3D.

Todos los componentes que se realizan en Inglaterra pasan por lo que llaman túnel de tiempo, donde se ponen a prueba sus propiedades y rendimiento simulando una carrera. Para esta prueba la fábrica cuenta con una red de impresoras 3D que reproducen los diseño en maquetas a un 60% de la dimensión real que se espera para la pieza. Actualmente un Fórmula 1 de Renault incorpora 60 piezas sacadas directamente de las impresoras 3D. “Y la cifra no para de crecer”, reconoció Mazzoco.

Tras este desarrollo, pasamos al recubrimiento casi el 80% de un coche monoplaza de la Fórmula 1 se cubre con fibra de carbono, el resto es completado con piezas obtenidas de la impresión 3D y metales rígidos. Esto se debe a que en caso de colapsar lo consiga de forma ordenada y absorbiendo la máxima fuerza.

Cada uno de los detalles de un coche de la Fórmula 1 está pensado y es gracias un gran aliado como la fabricación aditiva que ha conseguido mejorar e innovar en una industria que siempre espera dar a conocer un coche más veloz y más ligero, y que finalmente se corone como triunfador.

Entrevista otorgada al sitio web de Marca.com.

Fuente:https://www.3dnatives.com/es/la-impresion-3d-formula-1-220920172/

Escribir comentario

Comentarios: 0