La pyme que diseña anillos matrimoniales comienza a producir con impresora 3D

Interesados en obtener ingresos extra, un grupo de profesionales y familiares se aliaron en el 2013 para establecer una empresa que se dedica al diseño y venta de anillos de compromiso y matrimoniales.

Al principio, para vender los anillos, citaban a los clientes interesados en cafeterías o en restaurantes de comida rápida y allí se gestaron sus primeros negocios.

Debido a su crecimiento, inauguraron en enero de este año un local en San Ramón de Alajuela en el que reciben clientes y muestran algunos de sus productos. No es una joyería, pues su enfoque es diferente.Por otro lado, la empresa incorporó hace un año otro tipo de tecnología para poder ampliar su oferta. Ahora cuentan con una impresora 3D para la elaboración de sus creaciones.

La empresa diseña anillos de oro de diferentes colores: amarillo, rosado y blanco, de 10, 14 o 18 quilates.

Las piedras son variadas, dentro de las cuales se encuentran circonias de la marca Swarovski, safiros, rubíes, diamantes (certificados en cuanto a que son ‘libres de conflicto’) y también se ofrecen opciones de lo que se conoce como diamantes de laboratorio, que son más baratos.

La empresa participa en ferias de joyería en Estados Unidos, con el fin de que sus integrantes estén empapados de las últimas tendencias en este ámbito.

Justamente, en un encuentro de esta índole pudieron conocer las impresoras 3D, con las que se pueden crear moldes de los anillos, imprimirlos y luego proceder a hacerlos en oro, lo que les ha permitido ampliar su oferta.

Anteriormente, algunos clientes les decían que querían un diseño específico, muy diferente, pero no podían realizarlo. Con el apoyo de la impresora, ahora sí pueden efectuarlo.

Desde un inicio, la pyme ─denominada Impegno─ aprovechó las redes sociales y la publicidad digital para darse a conocer.

Lisandra Salas, quien es diseñadora y hermana de Rodrigo y Brenda, aprendió a usar este instrumento y ella diseña algunos anillos, los cuales se personalizan de acuerdo con los gustos de los clientes.

Por ejemplo, tuvieron la oportunidad de confeccionar un anillo de compromiso cuya forma es de una herradura de caballo, para una pareja amante de los caballos.

La empresa espera seguir escalando y que, con esta nueva apertura que harán el próximo año, les brinden mayor comodidad a sus clientes