Deportistas olímpicos de éxito con la ayuda de la impresión 3D

Si Chris Mazdzer hizo historia al ganar la primera medalla de plata olímpica para los Estados Unidos en Luge individual en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 que se están celebrando en Corea del Sur ha sido sin duda gracias a su talento y su trabajo, pero quizás también gracias a la impresión en 3D .

En efecto, el equipo norteamericano de Luge (descenso en trineo ligero) ha utilizado material fabricado a la medida de cada deportista mediante impresión 3D, en concreto la tecnología de modelado por deposición fundida (FDM).

Esta solución de imprdsión 3D ha permitido trabajar en el prototipado rápido de algunas piezas clave con el fin de adaptarlas a la morfología de cada competidor.

Más específicamente, los técnicos se han servido de la impresión 3D para fabricar una de las piezas más complejas en el trineo de Luge, los tubos que sirven para situar correctamente las piernas del piloto.

Se trata de una pieza en fibra de carbono que ha sido realizada con la ayuda de unos métodos especiales

Este procedimiento consiste en envolver los moldes impresos en 3D en un material de composite. Después del secado de la pieza, ésta es empapada en una solución a base de sodio para disolver el molde. 

 

Ello permite crear de forma rápida y económica piezas de composite complejas sin junturas que ralenticen el descenso. Con la ayuda de esta técnica la ergonomía de los trineos del equipo olímpico de Estados Unidos ha podido ser mejorada a medida que se hacían los entrenamientos.