Ahora es posible "imprimir los hijos" antes de nacer

El servicio se llama Embryo 3D y el resultado es una réplica a escala real del embrión del pequeño. El vídeo muestra a una madre de la ciudad rusa de Ufá sometiéndose a una ecografía completa cuyas imágenes se utilizan más tarde para imprimir la réplica gracias a una impresora 3D.

 

El director de la compañía, Iván Gridin, dice que se le ocurrió la idea después de que una amiga que estaba embarazada le dijese que le preocupaba la salud de su pequeño y querría verlo. En aquel entonces, Gridin ya se dedicaba a la tecnología de impresión 3D y le propuso a su amiga 'imprimir al bebé'".

La empresa permite cubrir la impresión en yeso y en plástico con baños de oro, plata y platino.

"Es una sensación extraña, porque el bebé todavía no ha nacido y ya puedes tocarlo y sentir cómo es en tiempo real", dice una de las madres que 'ha imprimido' a su hijo.